Gastronomía en Santa Brígida

Una variada gastronomía basada en el producto natural de nuestro municipio
01

Nuestra gastronomía

Colores, olores y sabores se entremezclan a diario en los fogones de tascas y restaurantes de la Villa de Santa Brígida, como seña de identidad de una gastronomía rica y variada. Las excelentes condiciones climáticas, y el peculiar relieve sobre el que se asienta la Villa, fueron el origen de una gran tradición agrícola que, todavía hoy, nos brinda los mejores productos de la tierra.
02

Platos típicos

En Santa Brígida la gastronomía canaria está muy presente. La actividad agrícola y ganadera de la Villa permite ofrecer al visitante ricos platos de carnes a la parrilla, potajes de verduras y exquisitos caldos. La Casa del Vino de Gran Canaria se ha convertido en un referente para la degustación y promoción de los vinos de la Isla. Pero en Santa Brígida es característica la labor artesanal de productos como la miel, la mermelada de frutos de la zona y la repostería basada en miel y almendras, principalmente. Y para aderezar estos suculentos platos, Santa Brígida ofrece unos de los mejores vinos de la comarca y de la Isla: los vinos del Monte, varios de ellos con D.O.
03

El vino que recuperamos

La Casa Museo del Vino permite que nos adentremos en el conocimiento sensorial de lo que es una actividad con siglos de tradición, que en el siglo XX parecía que iba a desaparecer y ha vuelto a renacer al amparo, primero, de la recuperación de los vinos de la comarca Monte Lentiscal, y después a nivel insular con una Denominación de Origen Gran Canaria que certifica origen y calidad. Con tasca y tienda entre sus servicios, aquí se pueden degustar y adquirir los caldos que elabora la isla.

El micro-clima de la zona, con la frescura de los vientos alisios y las lluvias periódicas, la cercanía al Atlántico y la altitud en que se encuentra el municipio, unido a la fertilidad del suelo volcánico, que impide grandes variaciones de temperatura, aportan al vino unas propiedades características. En la zona se cultivan distintas variedades de uva singulares, siendo la Listán negra, Baboso Negro, Vijariego, entre otras, las más usadas para la elaboración de vinos tintos, y la Listán blanca y la Malvasía para los blancos. El vino canario que se elabora no llega al proceso de crianza, por lo que en el mercado se encuentran generalmente vinos jóvenes.

En noviembre de 1999 se obtuvo la D.O. Monte Lentiscal. Posteriormente fue incluida, en enero de 2005, en la D.O. Gran Canaria, manteniendo en la etiqueta el nombre “Monte Lentiscal”. La Villa de Santa Brígida alberga la sede de la DO “Gran Canaria”, un espacio acogedor donde visitar el Museo del Vino y saborear los diferentes caldos de la isla.

Donde degustar nuestra
variada gastronomía

Nuestros platos típicos

Recetas con mucha historia y productos autóctonos de nuestro municipio
  • Carnes a la parrilla
  • Potajes de verduras
  • Quesos
  • Papas con mojo
  • Mermeladas de frutos de la zona
  • Miel
  • Repostería con miel y almendras
  • Vinos jóvenes tintos y blancos. D.O. Monte Lentiscal

Sabores de Santa Brígida

Carnes a la parrilla

Gofio

Potajes de verduras

Quesos

Papas con mojo

Mermeladas artesanales

Miel

Repostería con miel y almendras

Vinos D.O. Monte Lentiscal

Santa Brígida