¡De compras!

En Santa Brígida encontrará multitud de productos naturales y artesanos de máxima calidad. Tanto en el Mercadillo Agrícola y Artesanal como en sus tiendas en el casco histórico.

La historia del comercio en La Villa de Santa Brígida está ligada a su tradición artesanal de todo tipo de productos, especialmente la alfarería y el cultivo y elaboración de productos naturales de máxima calidad y sabor, tradición con siglos de antigüedad que a día de hoy perduran en el tiempo.

Puede comprobar nuestra antigua relación con la elaboración de vinos de indudable calidad, quesos en distintos formatos reconocidos internacionalmente, miel y mermeladas entre otros muchos productos naturales. Esto unido a la famosa artesanía alfarera hacen de Santa Brígida un lugar donde comprar todo tipo de productos y experimentar un placer para los sentidos.

Algunos de nuestros productos naturales

  • Quesos premiados internacionalmente
  • Vinos de reconocido prestigio
  • Miel artesana
  • Mermeladas totalmente artesanales
  • Mojos de calidad superior
  • Todo tipo de frutas de máxima calidad
  • Verduras y hortalizas con sello de calidad

Productos naturales

Variedad y sabor únicos

Todo tipo de productos naturales cultivados en las fértiles tierras de nuestro municipio con una calidad y sabor excepcional. Si visita La Villa de Santa Brígida no deje de visitar el Mercadillo Agrícola y Artesanal.

Santa Brígida y su relación con la artesanía

Todavía hoy este pueblo se resiste a perder su arte arcaico y su encanto nativo. Las guaguas con turistas siguen visitando La Atalaya como una ruta ineludible en su recorrido hacia el Centro de la Isla, donde puede admirarse la forma de trabajar de los loceros y adquirir piezas únicas a muy buenos precios. Aunque la alfarería no ha sido la única actividad artesanal de esta localidad.
  • 1. Alfarería
  • 2. Zapateros
  • 3. Herreros
  • 4. Pedreros
La construcción del Centro Locero de La Atalaya y la recuperación de varias cuevas, como la Casa-Alfar de Panchito, convertido hoy en ecomuseo, han permitido reactivar esta vieja tradición y mantener un atractivo cultural y turístico para la villa. En el citado centro, ubicado en el casco histórico del barrio de La Atalaya, se pueden adquirir piezas de artesanía o recibir la enseñanza básica para aprender estas técnicas tradicionales. Cuenta, además con una sala temática y un horno de piedra instalado en el patio, y que es una fiel reproducción de los antiguos hornos que existieron en los siglos pasados.

Productos artesanos

Artesanía con siglos de historia

Un arte arcaico con un encanto nativo, a día de hoy loceros artesanos siguen elaborando piezas únicas a muy buenos precios. La alfarería en La Atalaya es una visita turística obligada en La Villa de Santa Brígida.

Tiendas en el Casco Histórico

Comprar en La Villa de Santa Brígida es una experiencia inolvidable, pasear por sus calles tan peculiares y de extraordinaria belleza en el casco histórico e ir descubriendo pequeños comercios llenos de encanto con todo tipo de productos típicos: artesanía: vinos, miel, mermeladas, mojos, artesanía, regalos y souvenirs entre otras muchas cosas.
Otra de las cosas que cabe destacar es la personalidad de los lugareños que regentan los pequeños comercios que se encuentran por toda La Villa de Santa Brígida. Personas que se dedican con plena dedicación a satisfacer las necesidades de todos sus clientes y a turistas de todo tipo que nos visitan diariamente.
En definitiva La Villa de Santa Brígida le ofrece muchas posibilidades para salir a conocer el municipio y realizar todo tipo de compras en un ambiente totalmente rural y lleno de encanto a través de su mercadillo agrícola y artesanal, tiendas por todo el municipio y sobre todo pequeños comercios por todo el casco antiguo.

Pequeños comercios

Productos típicos de La Villa

Paseando por La Villa de Santa Brígida, especialmente por el casco histórico, podrá encontrar pequeños comercios llenos de encanto regentados por lugareños muy amables con todo tipo de productos típicos. ¡Una visita obligada para todos los visitantes!

¡De compras por La Villa de Santa Brígida!

Santa Brígida